Delegación Diocesana de Enseñanza (Zamora)
Delegación Diocesana de Enseñanza (Zamora)

PARA LAS FAMILIAS

 

Las visitas de familiares a los lugares de Campamento no son recomendables. En casos excepcionales se concertará visita con conocimiento previo del Coordinador de la Actividad y previa asunción de responsabilidades durante el tiempo que dure la salida.

 

En el caso de que algún participante sufra alguna enfermedad, accidente, o simplemente no se encuentre bien, nos pondremos inmediatamente en contacto con los familiares para informarles y tomar las medidas necesarias.

 

Se establecerán horarios de llamadas telefónicas en el campamento para que los familiares puedan hablar con los participantes. Por otro lado, recordamos que uno de los objetivos de los campamentos es propiciar la independencia y autonomía de los participantes, por lo que es preferible dosificar las llamadas. Se recomienda a los familiares que envíen cartas a los niños. Ellos les contestarán.

 

Cualquier participante que no respete estas normas (nunca se nos ha dado el caso) o las instrucciones específicas de los monitores de forma reiterada o grave, podrá ser expulsado del campamento, debiendo hacerse cargo sus familiares del traslado fuera de la instalación del campamento.

 

Si por cualquier razón los familiares decidiesen que el participante deja la actividad, no tendrá derecho a devolución de la cuota.

 

Aproximadamente una semana antes del campamento convocaremos una reunión informativa para ultimar todos los detalles.







CAMPAMENTO DIOCESANO

 

NORMAS PARA LOS ACAMPADOS

 

Todos los acampados deben respetar a sus compañeros y monitores, atendiendo especialmente a estos como responsables directos.


Los acampados deben ser cuidadosos con las instalaciones y estar dispuestos a adecentarlas cuando se establezca en el horario.


Todos los participantes del Campamento deberán respetar el programa y tomar parte activa en las actividades.


La alimentación es fundamental y cada participante debe asumir que tiene que comer. No todos deben comer lo mismo, pero sí lo suficiente.


En caso de que se incumplan algunos de estos criterios, o que se produzcan situaciones que pudieran influir negativamente en el adecuado desarrollo del campamento, el coordinador y su equipo tomarán las medidas oportunas, reservándose el derecho de expulsión si fuera necesario.



Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
© COYDE Animación

Página web creada con 1&1 Mi Web.